El sistema Echelon

ECHELON es considerada la mayor red de espionaje y análisis para interceptar comunicaciones electrónicas de la historia. Controlada por la comunidad UKUSA (Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia, y Nueva Zelanda), ECHELON puede capturar comunicaciones por radio y satélite, llamadas de teléfono, faxes y e-mails en casi todo el mundo e incluye análisis automático y clasificación de las interceptaciones. Se estima que ECHELON intercepta más de tres mil millones de comunicaciones cada día.

Objetivos

A pesar de haber sido con el fin de controlar las comunicaciones militares de la Unión Soviética y sus aliados, se sospecha que en la actualidad ECHELON es utilizado también para encontrar pistas sobre tramas terroristas, planes del narcotráfico e inteligencia política y diplomática. Sus críticos afirman que el sistema es utilizado también para el espionaje económico de cualquier nación y la invasión de privacidad en gran escala. La existencia de ECHELON fue hecha pública en 1976 por Winslow Peck.

Organización y funcionamiento

Los miembros de esta alianza de habla inglesa son parte de la alianza de inteligencia UKUSA, que lleva reuniendo inteligencia desde la Segunda Guerra Mundial. El sistema está bajo la administración de la NSA (National Security Agency). Esta organización cuenta con 100.000 empleados tan sólo en Maryland (Estados Unidos) (otras fuentes hablan de 380.000 empleados a escala mundial), por lo que es probablemente la mayor organización de espionaje del mundo. La información es enviada desde Menwith Hill (Reino Unido) por satélite a Fort Meade en Maryland (EEUU).

A cada estado dentro de la alianza UKUSA le es asignado una responsabilidad sobre el control de distintas áreas del planeta. La tarea principal de Canadá solía ser el control del área meridional de la antigua Unión Soviética. Durante el período de la guerra fría se puso mayor énfasis en el control de comunicaciones por satélite y radio en centro y Sudamérica, principalmente como medida para localizar tráfico de drogas y secuaces en la región. Los Estados Unidos, con su gran cadena de satélites espías y puertos de escucha controlan gran parte de Latinoamérica, Asia, Rusia asiática y el norte de China. Gran Bretaña intercepta comunicaciones en Europa, Rusia y África. Australia examina las comunicaciones de Indochina, Indonesia y el sur de China, mientras que Nueva Zelanda barre el Pacífico occidental.

Varias fuentes afirman que estos estados han ubicado estaciones de intercepción electrónica y satélites espaciales para capturar gran parte de las comunicaciones establecidas por radio, satélite, microondas, móviles y fibra óptica. Las señales capturadas son luego procesadas por una serie de superordenadores, conocidas como diccionarios, las cuales han sido programadas para buscar patrones específicos en cada comunicación, ya sean direcciones, palabras, frases o incluso voces específicas. Según algunas fuentes el sistema dispone de 120 estaciones fijas y satélites geoestacionarios. Estos podrían filtrar más del 90% del tráfico de Internet. Las antenas de Echelon pueden captar ondas electromagnéticas y trasmitirlas a un lugar central para su procesamiento. Se recogen los mensajes aleatoriamente y se procesan mediante los diversos filtros buscando palabras clave. Este procedimiento se denomina “Control estratégico de las telecomunicaciones”.

Echelon en España

Diversos medios de comunicación señalaron que el apoyo del expresidente español José María Aznar a las estrategias desarrolladas bajo la presidencia de G.W. Bush, habrían posibilitado la colaboración antiterrorista americana, incluyendo el acceso a la red Echelon y “Carnivore”. Dicha colaboración habría permitido la detención de algunos comandos de ETA y la detención del arsenal etarra en Sokoa en el país vascofrancés basado en el informe “Una aproximación a las tecnologías de control político” de la Fundación Omega de Mánchester y presentado en la Comisión de Libertades Públicas y Asuntos de Interior del Parlamento Europeo el 27 de enero de 1998.

La red Echelon espió al ingeniero español, José Ignacio López de Arriortúa, grabando la NSA una videoconferencia entre éste y su superior de la empresa alemana Volkswagen entregando los EEUU la información a la norteamericana General Motors.

La actividad fue motivo de pregunta parlamentaria por parte de la diputada Begoña Lasagabaster (EA).

Echelon en el Parlamento europeo

El Parlamento Europeo decidió crear una comisión para investigar la red ECHELON el 5 de julio de 2000. La motivación fue el informe titulado Capacidades de Intercepción 2000, en el que se informaba del uso de información recolectada por la red ECHELON para fines comerciales de los países UKUSA.

En 1994, el grupo francés Thompson-CSF habría perdido un contrato con Brasil por valor de 1300 millones de dólares en favor de la estadounidense Raytheon, gracias a información comercial interceptada por ECHELON que habría sido suministrada a Raytheon. Ese mismo año Airbus habría perdido un contrato de 6000 millones de dólares con Arabia Saudita en favor de las empresas estadounidenses Boeing y McDonnell Douglas, gracias a que las negociaciones entre Airbus y sus interlocutores árabes habrían sido interceptadas por ECHELON, y la información facilitada a las empresas norteamericanas

En 2001, el Parlamento Europeo en Acta del 5 de septiembre de 2001, emitió un informe en el que se expresa que: “considerando que no hay ninguna razón para seguir dudando de la existencia de un sistema de interceptación de las comunicaciones a nivel mundial” constató la existencia de un sistema de interceptación mundial de las comunicaciones, resultado de una cooperación entre los Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda siendo “la finalidad del sistema es la interceptación, como mínimo, de comunicaciones privadas y comerciales, y no militares”

Oposición civil

La red de espionaje fuera del control judicial supone una privación de la libertad individual consagrada en diferentes textos legislativos internacionales y nacionales, siendo este el motivo por el que el 21 de octubre de 2001, se organizó a través de Internet un intento de colapsar o socavar a Echelon.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/ECHELON

Echelon nace en los años 70

Sin embargo, las comunicaciones avanzaron y en la década de los setenta se lanzaron los primeros satélites comerciales destinados a las comunicaciones civiles. Fue entonces cuando nació la llamada red espía “Echelon”. Varias naciones habían coordinado sus esfuerzos para lanzar los primeros satélites Intelsat, a los que seguirían otras redes como Inmarsat, Eutelsat, Arabsat, etcétera. Diversos autores que han investigado este caso durante los últimos años ya han demostrado que, cada vez que se lanzaba un nuevo satélite Intelsat, los países del tratado UKUSA respondían instalando una nueva antena parabólica gigante en una de sus bases de espionaje para interceptar sus emisiones.

El sistema “Echelon” se equipó con ordenadores a los que se dotó de un programa denominado “Diccionario”, que servía para seleccionar los mensajes interceptados en función de diversas palabras clave, algo bastante similar al funcionamiento de los buscadores de Internet. Para los países del tratado UKUSA era necesario poner en marcha un sistema automatizado que agilizara el trabajo a sus empleados y aminorase los costes del programa de espionaje global. Hasta ese momento, criptólogos militares, traductores y analistas trabajaban en decenas de bases por toda la Tierra para interceptar, criptoanalizar, traducir y producir informes de inteligencia para las autoridades de los países anglosajones. Pero la burocracia, junto al aumento de las comunicaciones, hacía imposible mantener un sistema manual por más tiempo y se decidió implantar uno automatizado que desbrozara la ingente cantidad de mensajes interceptados y seleccionara sólo aquellos que pudieran ser interesantes para los analistas.

Con el avance de la tecnología también se fueron implantando mejoras en el programa “Echelon”, que actualmente permite a los países del tratado UKUSA operar sus bases de espionaje vía satélite prácticamente por control remoto. Es el caso, por ejemplo, de la base neozelandesa de Waihopai, como desveló el escritor Nicky Hager en su libro Secret Power, de reciente publicación en Nueva Zelanda. Así pues, sólo desde unas cuantas bases espía se puede controlar el flujo de información interceptada y clasificada por programas de Inteligencia Artificial. Actualmente, analistas y técnicos dominan desde muy pocas bases un trabajo altamente automatizado que antes tenían que desarrollar centenares de especialistas en cada puesto de interceptación. Las bases principales del sistema “Echelon” se encuentran en la sede de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) en Fort George Meade (Maryland, EEUU) y en la base británica de Menwith Hill (al norte del condado de Yorksire, Inglaterra).

Echelon-USSS, la parte y el todo

En realidad, el nombre “Echelon” sólo designaría a la sección del espionaje de señales (Sigint, Signals Intelligence) dedicada a interceptar las comunicaciones vía satélite. Sin embargo, la literatura actual y los documentos del Parlamento Europeo identifican la parte con el todo, y así denominan “Echelon” a toda la red de espionaje, que en realidad se llama Sistema de Espionaje de Señales de los Estados Unidos (United States Sigint Sistem; USSS). Bajo las siglas USSS se engloban la poderosa Agencia Nacional de Seguridad (NSA) norteamericana, varios departamentos de la CIA y áreas de la Armada y la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. A la misma operativa se unen los países integrantes del acuerdo UKUSA. El Reino Unido, como contraparte de los Estados Unidos, vinculó al GCHQ (Government Communications Headquarters), su agencia Sigint, en esta red. Asimismo, las agencias de inteligencia de Canadá, Australia y Nueva Zelanda también están integradas en el mismo sistema, usan los mismos protocolos y colaboran diariamente en las actividades de interceptación, procesado y análisis de la información.

Se ha dicho de “Echelon” (entendiendo que los autores se están refiriendo a la red del USSS y sus aliados) que sería capaz de interceptar todas las comunicaciones mundiales, aunque no hay pruebas veraces que así lo demuestren. Sí se ha demostrado que los Estados Unidos, junto a sus países aliados, pueden interceptar todas las comunicaciones por satélite, buena parte de las que se realizan por cables submarinos y una importante cantidad del tráfico de Internet. Se insinúa también que son capaces de interceptar los cables submarinos de fibra óptica, aunque esto sólo es posible si se tiene acceso a los puntos donde salen a la superficie o en aquellos lugares en los que se instalan amplificadores para potenciar la señal antes de volver a introducirla en el cable para que siga su camino. Así pues, cualquier fax o llamada telefónica internacional, videoconferencia o correo electrónico que pase por un nodo de comunicaciones “pinchado” por una de estas agencias de inteligencia de señales, es susceptible de ser interceptado.

Los Estados Unidos han desclasificado recientemente varios documentos en los que reconocen la existencia de “Echelon”. Otros países integrantes de la red de espionaje global han reconocido públicamente su vinculación al tratado UKUSA. El Parlamento Europeo, en su histórica resolución del pasado 5 de septiembre de 2001, dijo que ya no puede caberle duda a nadie sobre la existencia de “Echelon”, o como quiera que se llame esta red. La Eurocámara recomendó a los ciudadanos encriptar sus comunicaciones para evitar este espionaje. Asimismo, pidió a los Estados miembros de la UE que promovieran acciones para impedirlo. Desde el 26 de marzo de 2002, el Ministerio de Ciencia y Tecnología español recomienda oficialmente a los ciudadanos que encripten sus correos electrónicos. La Constitución española reconoce la inviolabilidad de las comunicaciones como un derecho fundamental.

Fuente: http://chemtrailsevilla.wordpress.com

Síguenos

Complots y Misterios

Nuestro sitio fue concebido para poder ver más allá de las noticias que se publican día a día. Uniendo las piezas como si de un rompecabezas se tratara, van encajando para mostrar a la luz de la opinión pública los numerosos misterios que nos rodean…
Síguenos

Notas de Complots y Misterios (ver todo)

Escrito por en 1 septiembre, 2010. Archivado en Complots,Conspiraciones,Destacado. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

2 Respuestas a El sistema Echelon

  1. Nicolas Responder

    3 septiembre, 2010 en 14:08

    Muy tenebroso todo. La verdad es que uno no puede estar a salvo de nadie, y tiene que desconfiar de todos

    • Complots y Misterios Responder

      3 septiembre, 2010 en 14:16

      Si, es verdad. Es parte del manejo de la sociedad por el Gran Hermano que todo lo ve

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>