Computadoras de 2000 años

Este artefacto de más de 2000 años de antigüedad, que se encuentra expuesto en el Museo Arqueológico Nacional de Atenas, contiene treinta y dos ruedas dentadas y diales señalados con inscripciones relacionadas con el Sol, la Luna, otros astros y el zodíaco. El análisis determinó que este instrumento, compuesto por complejos mecanismos de engranajes de bronce que recuerdan un reloj mecánico de nuestra época muy bien confeccionado, es una computadora analógica que se utilizó para el cálculo astronómico hace más de 2000 años.

El mecanismo de Antikythera se ha instituido como uno de los instrumentos antiguos más fascinantes relacionados con la ciencia que se haya descubierto hasta ahora. Fue hallado en el año 1900 en Grecia, en el Mar Egeo, frente a la isla de Antikythera, por buzos pescadores dedicados a recoger esponjas. Este aparato se encontraba entre los restos hundidos de una antigua galera griega. Se determinó que el naufragio de esta nave ocurrió en el año 80 antes de Cristo, aproximadamente.

Este artefacto de más de 2000 años de antigüedad, que se encuentra expuesto en el Museo Arqueológico Nacional de Atenas, contiene treinta y dos ruedas dentadas y diales señalados con inscripciones relacionadas con el Sol, la Luna, otros astros y el zodíaco. El análisis determinó que este instrumento, compuesto por complejos mecanismos de engranajes de bronce que recuerdan un reloj mecánico de nuestra época muy bien confeccionado, es una computadora analógica que se utilizó para el cálculo astronómico. Este extraordinario objeto de la antigüedad fue examinado exhaustivamente para analizar cómo se lo usaba para el cálculo de la posición de los astros y del calendario.

Sin despreciar los métodos utilizados por civilizaciones antiguas en monumentos alineados con las estrellas y el sol en Egipto, Cuzco, Stonehenge, etcétera, que ayudaban a determinar fechas y posiciones de una manera no tan precisa y tecnológica, esta es la primera máquina de este nivel de complejidad y precisión que se conoce capaz de reproducir los movimientos celestes, una antecesora de nuestros modernos planetarios.

Se trata de un descubrimiento muy asombroso, pues nos demuestra bien claramente el impacto terrible que tuvo la oscuridad de más de mil años que se impuso por razones religiosas en la llamada Edad Oscura o Media. De haberse continuado linealmente con esta tecnología, el reloj habría estado en manos de la gente muchísimo antes y la computadora analógica para cálculos generales no hubiese sido un invento del siglo XX.

Ahora bien, en cantidad de excavaciones arqueológicas del mundo helenístico no se ha hallado nada similar, ni hay menciones a este tipo de artefactos en los textos científicos, filosóficos o literarios de la antigua Grecia… ¿Podría ser este hallazgo algún tipo de fraude?

Así se vería en la actualidad

Así se vería en la actualidad

Para autenticar la fecha datada para este artefacto debemos conocer primero cómo se descubrió el naufragio y cómo se rescataron las piezas, en lo que resultó el primer rescate arqueólogico bajo el agua. En 1900, un grupo de buceadores dodecaneses que recogía esponjas fue arrastrado por una tormenta hasta que anclaron cerca de la pequeña isla de Antikythera, al sur de Grecia.

Allí, en una hondonada de unos 60 metros, hallaron los restos de una antigua nave. Exploraron el naufragio con la ayuda de arqueólogos, rescatando varios objetos de bronce y estatuas de mármol. Los hallazgos produjeron gran excitación, pero al tener que bucear sin equipo las dificultades eran inmensas. En septiembre de 1901 se abandonaron los trabajos de rescate.

Ocho meses después, Valerios Stals, un arqueólogo del Museo Nacional, estaba examinando unos restos calcificados de bronce corroído que se habían dejado a un lado, por las dudas fueran fragmentos de una estatua, cuando reconoció, repentinamente, que se hallaba ante los restos de un artefacto mecánico.

El naufragio ha sido fechado en 65 +/- 15 años antes de Cristo. Del estudio de los objetos se concluyó que la nave viajaba desde Grecia hacia Roma. Los restos del artefacto sufrieron un tipo de corrosión exactamente igual al de los demás objetos.

El epigrafista Benjamín Dean Merritt analizó una de las placas inscriptas, determinando que la forma de las letras realmente corresponde al primer siglo antes de Cristo. La sección más completa de texto es parte de un “parapegma” (calendario astronómico) similar al escrito por Geminos, que vivió en Rhodes alrededor del 77 antes de Cristo.

Hay que mencionar, para completar el asombro, que el Islam también poseía computadoras astronómicas, aunque mucho más simples. En el Museo de Historia de la Ciencia de Oxford se conserva un calendario computadora del siglo XIII, que muestra en sus diales los ciclos del Sol y la Luna. El diseño se puede seguir hacia el pasado hasta un conjunto similar de engranajes descripto en un manuscrito por el astrónomo Biruni alrededor del año 1000 después de Cristo.

Con respecto al artefacto de Antikythera, en Junio de 1959 se publicó un informe llamado An Ancient Greek Computer, por Derek J. de Solla Price, en la revista Scientific American, p.60-67. Allí se analiza el funcionamiento de los engranajes y diales, con dibujos, medidas y una determinación de la precisión que habían logrado.

Síguenos

Complots y Misterios

Nuestro sitio fue concebido para poder ver más allá de las noticias que se publican día a día. Uniendo las piezas como si de un rompecabezas se tratara, van encajando para mostrar a la luz de la opinión pública los numerosos misterios que nos rodean…
Síguenos

Latest posts by Complots y Misterios (see all)

Publicado por en 13 noviembre, 2010. Archivado en Misterios,Misterios en la historia. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Una respuesta para Computadoras de 2000 años

  1. Mati Viviani Responder

    23 junio, 2011 en 16:42

    Mucha gente cree que esto es algo relacionado con alienígenas y conocimientos extraterrenos, simplemente yo no se cómo se habrá construido este artefacto, pero recordemos que los griegos descubrieron la verdad sobre la Tierra, que es redonda (Geoide) y orbita alrededor del Sol, además Eratóstenes calculó la distancia de la Tierra a la Luna, de la Tierra al Sol, e hizo un catálogo con mas de 500 estrellas, Arquitas creó un ave autómata que funcionaba a vapor, Herón de Alejandría construyó varios sistemas autómatas, y en otros lugares como Arabia Al Jazarií creó autómatas que funcionaban con agua, vapor y presión del aire.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *