Sobre la Esfingie de Giza

Lo cierto es que se sabe muy poco de la Esfinge, quién la construyó, para qué o cuando. De acuerdo con la mitología griega, la esfinge es un monstruo con cabeza y pechos de mujer, cuerpo de león y alas de ave; representaba la sabiduría. De acuerdo con la leyenda, esta criatura se agazapó en lo alto de una roca a la entrada de la ciudad griega de Tebas.

A cualquiera que intentaba entrar o salir le proponía un acertijo, al que no lo resolvía, lo devoraba. Hasta que apareció el héroe que respondió acertadamente, a lo que la esfinge se suicido; este héroe era Edipo, al que nombraron rey.

Sin embargo los egipcios no conocían esta leyenda, pero idealizaban a algunas personalidades o divinidades con cuerpo de león y la cabeza del personaje (generalmente el rey) para representar la fuerza y el coraje. Al llegar a Egipto visitantes del otro lado del Mediterráneo, influidos por la cultura griega veían una esfinge, y así continuamos llamándola, aunque su nombre árabe es Abu Hawl, Padre del Terror.

Tallada sobre la roca misma de la meseta de Giza, compone un bloque de piedra calcárea erigido, según la versión oficial, hacia la IV dinastía (2520-2494 a. C.) por orden del faraón Kefrén, que se cree descansa en los subterráneos que se encuentran bajo el monumento, aunque la cara se cree sea la de su hermano Djedefre, al que usurpó antes el trono. Ambos eran hijos del faraón Cufu, al que se le atribuye la pirámide de Keops. Sin embargo la única inscripción que aparece en la esfinge es la denominada “estela del sueño”, un muro de granito de 2´15 m en el que el faraón Tutmosis IV (1401-1391 a. C.) menciona que desenterró el monumento ya que, en un sueño, la esfinge le prometió el trono si la liberaba de las arenas del desierto.

Las incongruencias con la historia comúnmente aceptada surgen con la “estela del Inventario” hallada junto a la Gran Pirámide, en la que se describe cómo Keops hizo construir su pirámide junto a la Esfinge, la casa de Isis, habla también de la esfinge como la Diosa de la pirámide, por lo que se deduce que ambas, la Gran pirámide y la esfinge ya existían antes de Keops. Esta estela es una de las más polémicas de la egiptología, se la atribuye a la XXI dinastía, aunque los expertos barajan la posibilidad de que sea la copia de otro texto más antiguo…Sus afirmaciones dan un vuelco a las actuales teorías sobre el conjunto arquitectónico de Giza, y vienen avaladas por cuadrar al milímetro con crónicas árabes sobre estas dos edificaciones.

El historiador árabe Al Makrizi recopiló, hacia el año 1360 de nuestra era, todo el material existente hasta la fecha sobre las pirámides. Así habla del soberano egipcio que las erigió, Saurid, para guardar todo el conocimiento ante una gran catástrofe que se avecinaba, el Gran Diluvio.

La esfinge se ha visto atacada por los elementos desde su construcción, primero por las continuas y regulares crecidas del Nilo a lo largo de los siglos, el viento y los brutales cambios de temperatura entre el día y la noche; todos ellos han ido destruyendo poco a poco el monumento, cebándose sobre todo en la cabeza por permanecer altanera por encima de la superficie. La primera restauración fue realizada por los propios Egipcios durante el imperio Nuevo, y otras más tarde durante la época Ptolemaica. Sin embargo, el grado y tipo de erosión que ha sufrido junto con otras construcciones adyacentes no se corresponde con lo que debería ser lo normal en 4000 años.

De acuerdo con varios estudios, la erosión que soporta la Esfinge es debida al agua más que a cualquier otra causa. Se ha formulado la hipótesis de que estas aguas fueran subterráneas, aunque no se han observado los mismos efectos en monumentos cercanos, salvo en el Templo Funerario ubicado a los pies de la pirámide de Kefren, pero 46 m. más elevado que la esfinge. Por tanto la única fuente de agua que erosionó ambas construcciones tuvo que ser externa, y para conseguir el efecto que se observa ambas debieron permanecer bajo el agua al menos 600 años. ¿Y cuándo ocurrió una avenida de agua durase 600 años y alcanzara tal altura?, pues tras la última glaciación, 15.000 años antes de Cristo.

Esta conclusión choca de lleno con lo que hasta ahora se sabe de la historia de la Humanidad, que por aquel entonces se reducía a un conjunto de tribus cazadoras nómadas, carentes de la organización necesaria para levantar cualquier monumento importante. Aunque, según el historiador greco-egipcio Manetón, la época predinástica en Egipto arrancó miles de años antes de la primera dinastía, cuando unos invasores de ultramar, los Neteru y los Shemsu Hor, llegaron hasta ellos y los cultivaron.

Tomando otros caminos de investigación llegamos hasta Plinio el Joven, que habla de los restos del rey Harmais que yacen en la Esfinge, aunque ésta procede de mucho antes. Buscando el nombre de este rey en los listados de reyes egipcios se puede encontrar una cita de Herodoto sobre el rey Amasis, que gobernó Egipto en la época predinástica, hace 17.000 años.

Son muchas las hipótesis que se manejan, la mayoría pretenden ser las únicas, aunque lo que es seguro es que aún no sabemos cierto cuándo y porqué se erigió la Esfinge. Otras pistas se han sumado para aclarar o quizás embrollar más el asunto. Una de ellas sugiere que la alineación de las pirámides de Keops, Kefren y Micerinos coincide con la disposición de las tres estrellas que forman el cinturón de la constelación de Orión, pero para que esto ocurra debemos tener en cuenta que esa posición corresponde con la que tenían las estrellas hace 13.000 años. También es posible que, como apuntó Augusto Mariete, fundador del museo Egipcio del Cairo, la esfinge fuera el símbolo del paso del sol por el signo de Leo, de eso hace 14.000 años.

¿Quedan aún más pistas por descubrir?, para algunos aún el misterio se amplía hasta más allá de lo que podemos imaginar. Si se preguntan ¿es la esfinge única?, habrá quien les responda -No, existe algo parecido, pero está en Marte.

Jaime Padilla Ruiz

Síguenos

Complots y Misterios

Nuestro sitio fue concebido para poder ver más allá de las noticias que se publican día a día. Uniendo las piezas como si de un rompecabezas se tratara, van encajando para mostrar a la luz de la opinión pública los numerosos misterios que nos rodean…
Síguenos

Latest posts by Complots y Misterios (see all)

Publicado por en 29 agosto, 2010. Archivado en Misterios,Misterios en la historia. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Una respuesta para Sobre la Esfingie de Giza

  1. SAMIR AHMED HIWEG Responder

    16 enero, 2011 en 1:02

    LA ESTELA DEL INVENTARIO
    Es un interesante tema para debatir, pero es un poco difícil, para mí por lo menos. A doña Carmen le gusta muchísimo pensar profundamente y resolver los dilemas. Sinceramente, deseo animarla a colaborarse más con nosotros para presentar obras que merecen ser dignas de respeto al nivel cultural. Cuando estaba con el grupo de Egiptología en Egipto le gustaba muchísimo mis explicaciones detalladas.
    De acuerdo con la mitología griega, la esfinge es un monstruo con cabeza y pechos de mujer, cuerpo de león y alas de ave; representaba la sabiduría. Los egipcios idealizaban a algunas personalidades o seres con cuerpo de león y la cabeza del personaje (generalmente el rey) para representar la fuerza, el coraje o algunos atributos concretos. La esfinge fue tallada sobre la roca misma de la meseta de Guizah, pero en el lugar de partida hacia el desierto, el extremo oeste del valle, compone un bloque de piedra calcárea erigido hacia la IV dinastía (2470 a.C.) por orden del faraón Kefrén, aunque se cree que la cara es de su hermano Guedef Ra, al que Kefrén usurpó el trono. [Una propaganda política]. Aunque ambos eran hijos del faraón Kufu, al que se le atribuye la pirámide de Keops. Sin embargo, la única inscripción que aparece en la esfinge es la denominada “estela del sueño”, un muro de granito de 2.15 m. en el que el faraón Tutmosis IV (1400 a.C.) menciona que desenterró el monumento ya que, en un sueño, la esfinge le prometió el trono si la liberaba de las arenas del desierto. [Otra propaganda política ]
    El mayor rango social lo ostentaba el rey, quien estaba dotado de los poderes que garantizaban la prosperidad del territorio. La vida del rey (faraón) estaba regida por un ceremonial fastuoso. Era la encarnación suprema de Horus, quien personificaba el orden del cosmos frente al caos. El mantenimiento del ciclo vital, entendido como una sucesión temporal repetida hasta el infinito, quedaba garantizado por la legitimidad del rey. Con cada nuevo reinado empezaba el «año uno», un nuevo periodo que restauraba tres acontecimientos fundamentales: el restablecimiento del orden, el triunfo de Horus sobre el enemigo y la unificación de los dos Egiptos, representada en la protección del Bajo Egipto.

    Amón con cuerpo de león y cabeza de carnero era la representación egipcia más similar a la esfinje. Las incongruencias con la historia comúnmente aceptada surgen con la “Estela del Inventario” hallada junto a la Gran Pirámide por Mariette.[¡Que viva el Horus-Medyed, Mezer, rey del Alto y Bajo Egipto, Jufu, dotado de vida!, él encontró el Templo de Isis, Señora de las Pirámides, al lado del Templo de Hurun, en el noroeste del Templo de Osiris, Señor de Rosetau. Él construyó su pirámide al lado del templo de esta diosa y construyó la pirámide de la hija real Henutsen, al lado de este templo] [También aquí hay una propaganda política_ religiosa]. Además, los egiptólogos comentan que este texto está mal traducido. Por eso, conviene interpretarlo en función de los datos documentados para poder descifrar el enigma de la esfinge. He dicho que la religión o las creencias de los antiguos egipcios compusieron la civilización egipcia. Esto es el punto fundamental para poder entender y interpretar las manifestaciones de la cultura egipcia.
    La religión egipcia se basaba en la observancia de unos ritos de culto a los atributos divinos. Los egipcios tenían fe absoluta en la eficacia de estos ritos. Así adquirían un carácter práctico-mágico que usaban para fines temporales concretos. A lo largo de la historia de Egipto, la elaboración del pensamiento teológico y mitológico adquirió una gran complejidad, ya que unas ideas se sobreponían a otras, sin que una nueva argumentación invalidase las precedentes. Así estos ritos tenían un acervo espiritual, al mismo tiempo que se usaban para fines mundanos. Estos ritos eran dirigidos a los atributos de un Dios singular. Los atributos o nombres divinos se aplican a todas las manifestaciones de la naturaleza, incluso, a hombres, animales o plantas. Este atributo divino a que se atribuye la fuente de toda vida es Ra, el Sol, que controla el ciclo del río Nilo. Osiris es el representante del atributo divino que asume el ciclo vital de nacimiento, muerte y resurrección. Siendo en un principio el símbolo de la vegetación, fue asesinado por su hermano Set, personificación del desierto, quien, envidioso de su prosperidad, lo despedazó. Pero Isis, esposa y hermana de Osiris, tras una larga búsqueda y la realización de prácticas mágicas, reconstruyó el cuerpo y le devolvió la vida. Una vez resucitado, Osiris fecundó a Isis, sin intervención carnal, dándole un hijo: Horus, el rey con cabeza de halcón. Este luchó contra su tío Set, venciéndole y restituyendo el poder sobre todo Egipto. Con la adopción de este mito, los reyes se consideraron hermanos o desdoblamientos de Horus, descendientes directos de Osiris y con poder permanente sobre Egipto. Osiris se convirtió en el imán o señor de los muertos, ya que representaba el Sol poniente y su reino se situaba en el oeste del Nilo. Durante la noche moría para volver a nacer. Horus era el Sol naciente, el rey de los vivos. El culto a la osiriaca, se basaba en hacer el bien, se difundió desde los inicios del periodo histórico y más tarde alcanzó una gran aceptación popular. Osiris fue el ejemplo a seguir más próximo y accesible a los hombres con bajo rango social. Éstos podían disfrutar de un más allá similar al del rey a través de la figura de Osiris. Su leyenda se evocó con múltiples variantes por todo Egipto.
    “Estela del Inventario” hallada junto a la Gran Pirámide por Mariette.[¡Que viva el Horus-Medyed, Mezer, rey del Alto y Bajo Egipto, Jufu, dotado de vida!, él encontró el Templo de Isis, Señora de las Pirámides, al lado del Templo de Hurun, en el noroeste del Templo de Osiris, Señor de Rosetau. Él construyó su pirámide al lado del templo de esta diosa y construyó la pirámide de la hija real Henutsen, al lado de este templo ]
    Dónde está la casa de Isis? Está en un pueblo llamado Bardis, es mi pueblo donde yo nací, este pueblo está a diez kilómetros de Abidós. Bardis es un nombre compuesto por ber y Isis, que quiere decir casa de Isis. En texto el nombre Medyed o Mezer es el nombre de Egipto y hoy en día se pronuncia Misr en árabe. Viene del nombre Mijer o Micher. Que viva el Horus- el rey ligítimo, Medyed o Mezer , de Egipto, rey del Alto y Bajo Egipto, Jufu, dotado de vida!, él encontró el Templo de Isis, el lugar donde Isis debía estar presente, en la frontera, entre el desierto y el valle, entre Horus y Osiris, Señora de las Pirámides, ella es la señor de esta zona o la guardiana de las pirámides, una referencia a que el rey es hijo de Isis, al lado del Templo de Hurun, el templo de Ra, Horus y Ajty que es el nombre del horizonte lejano, una referencia a Osiris, en el noroeste del Templo de Osiris, Señor de Roseta, una referencia a una área sagrada, a la suma importancia religiosa del rey Kerén, representado en la esfinge, Hurun, que su templo está situado en un oeste más lejano que el de Osiris[ sentido figurado ]. Además, Kefrén acertó al elegir este lugar sagrado y digno de ser morada eterna para él y su pueblo. Él construyó su pirámide al lado del templo de esta diosa y construyó la pirámide de la hija real Henutsen, al lado de este templo. Osiris construyó las dos pirámides como resultado natural por ser los dos sus hijos o por ser superiores a él. Otra interpretación; el rey Kefrén construyó ]
    El texto es puramente propagandístico y está escrito en sentido figurado. Fue escrito en la dinastía vigésima primera y encontrado por Marriette desde hace más de ciento treinta años. La esfinge representa el pueblo o Ra Hor Ajty, y los dos existieron antes del rey Kefrén. No me refiero al monumento en sí, sino a su ciervo espiritual.
    Es un texto críptico que caben muchas interpretaciones. La mejor interpretación debería ser basada en comprender las representaciones divinas como la esfinge, que representa Ra, Horus y Osiris en el nombre de Ra hor Ajty, [ Hurun ] y el rey que se preocupaba por afirmar su legitimidad. La cara de la esfinge representa la del rey Kefrén. Así pues el rey declara que él es Hurun, Ra hor AJTY. Estos son algunos datos que nos ayudan a dar una lógica interpretación. Para traducir hay que tener en cuenta la lógica más que la gramática. OS doy un ejemplo; yo como la madera. Esta oración está correctamente escrita, pero lógicamente no está aceptada y eso está claro en el texto. Un texto que carece de lógica. Aquí os dejo el texto para pensar en ello.
    “ ¡Que viva el Horus-Mezer rey del Alto y Bajo Egipto, Jufu, dotado de vida! , él encontró el Templo de Isis, Señora de las Pirámides, al lado del Templo de Hurun, en el noroeste del Templo de Osiris, Señor de Rosetau. Él construyó su pirámide al lado del templo de esta diosa y construyó la pirámide de la hija real Henutsen, al lado de este templo “
    SAMIR AHMED HIWEG GUÍA TURÍSTICO EGIPTO
    hiweg_gad@yahoo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *