Verónica y el espejo

De acuerdo con una leyenda urbana difundida en Madrid y otras zonas de España, Verónica es un personaje sobrenatural. Mediante prácticas espiritistas, algunas personas creen posible evocar su espíritu para efectuar consultas, relacionadas generalmente con el primer amor o la muerte (Pedrosa 2004: 88-90, 94). El ritual se presenta en diversas configuraciones, implicando el uso de objetos cotidianos, como un espejo, un libro (a menudo, la Biblia) y unas tijeras (en memoria de las que causaron la muerte a Verónica: Pedrosa 2004: 88-89, 92). Verónica mata a quien la ha invocado, normalmente con un arma blanca que se encuentre en las cercanías (cuchillos de cocina, navajas, tijeras…), que sale disparada y se clava en el corazón o el cuello de la víctima (Pedrosa 2004: 89-90 y 92).

La versión más común de la leyenda explica que se trata de una muchacha muerta durante la pubertad (a menudo, durante una sesión de ouija) y cuyo espíritu ha quedado atrapado entre el mundo de los vivos y el de los muertos. Sin embargo, algunas versiones la consideran hija de Satanás (Pedrosa y Moratalla 2002: 175 y 179; Pedrosa 2004: 91 y 94).

El personaje cambia con frecuencia de nombre (encontramos variantes como Carolina —Pedrosa 2004: 94— y Micaela —Pedrosa 2004: 95—) o se multiplica, normalmente bajo la forma de dos hermanas o amigas (así, en Pedrosa y Moratalla 2002: 184).

En EE.UU. hay una leyenda análoga protagonizada por Bloody Mary (“María la Sangrienta”) o Mary Worth, que ha servido de inspiración al relato de Clive Barker ¨Lo Prohibido¨, llevado al cine con el título Candyman.

No resulta fácil establecer el origen de la figura, ligada a la creencia, común en muchos lugares, de que las almas de los muertos se manifiestan en ocasiones en los espejos. Algunos han querido vincularla con santa Verónica (Pedrosa y Moratalla 2002: 98).

Síguenos

Joshua Lomax

Escritor compulsivo, me dedico a los temas más diversos como la vida, espiritualidad, y en general todo lo que me rodea. Desde una pequeña idea comienzo una línea de pensamiento que luego ni yo se adonde me llevará. No soy psicólogo, sociólogo, ni profesional, pero lo que escribo lo escribo desde el corazón, por la única razón que lo viví en primera persona. Soy un tipo común como cualquier otro, pero que tiene la bendita posibilidad de frenar en este mundo acelerado y poder contemplar lo que me rodea. Espero que les agrade y comenten mis artículos. Gracias.
Síguenos

Publicado por en 29 agosto, 2010. Archivado en Galería de videos,Leyendas urbanas,Media,Videos sobre leyendas. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *