El niño de las estrellas

El niño de las estrellasEl cráneo del Niño de las estrellas es un cráneo posiblemente extraterrestre, ya que después del estudio de su ADN fue descartado como un ser de este planeta. descubierto en Chihuahua, México, que actualmente se encuentra en estudio en El Paso, EUA. Aunque existen opiniones de que se trata de un cráneo humano con una malformación congénita.

Historia del niño de las estrellas

Según el “Proyecto del niño de las estrellas” hace unos 65 años en una cueva de un poblado rural cerca de la región de las barrancas del cobre, al sur del estado mexicano de Chihuahua, una adolescente estadounidense encontró dos esqueletos completos enterrados en el túnel de una mina, esa misma noche los dejó afuera de su casa de campaña y una tormeta se llevó los esqueletos y curiosamente sólo aparecieron al día siguiente los cráneos. La joven volvió a su casa en El Paso y guardó éstos cráneos durante toda su vida. Según el estudio de Carbono 14 los cráneos tienen una antiguedad de 900 años.

Tras su muerte, fueron entregados al matrimonio estadounidense de Ray y Melanie Young. Melanie, enfermera de cuidados neonatales aseguró que no se trataba de ningún tipo de malformación humana, por lo que decidieron cederlo a evaluación profesional.

El cráneo pasó a manos de los investigadores estadounidenses Lloyd Pye y Mark Bean, quienes con la colaboración de empresas especializadas en genética como Trace Genetics CA USA, Instituto Royal Holloway de Londres, además, el apoyo de gentista como Dr. Kem Paid junto a varios especialistas en química, Neurociencia y Craneofisiología han llegado a determinar que existe una probabilidad cercana al 90 por ciento que el cráneo extraño sería de un ser híbrido de madre humana y padre de una raza no conocida.

El proyecto del Niño de las estrellas

El director del equipo de investigadores, Lloyd Pye, afirma que, la existencia de seres extraterrestres en nuestro planeta podría quedar demostrada gracias a éste descubrimiento.

Los científicos explican que en las imágenes se puede obtener la siguiente información: Uno es totalmente normal y pertenece a una mujer joven, de entre 20 y 30 años, en cambio, el otro (el cráneo del Niño de las estrellas) se le atribuyó a un niño de cinco años, muestra una serie de alteraciones que no parecen propias de un ser humano. En el 2003 se le realizaron pruebas de ADN y los resultados fueron que los dos cráneos no están relacionados genéticamente; también resultó desconocido el gen del padre. Su morfología es muy extraña, con abultamiento a cada lado de los ojos y con la parte posterior alargada y aplastada. Además, las cuencas oculares son muy superficiales, por lo que se supone que la criatura carecía de movilidad en los ojos. Por otra parte, el denominado foramen magnum, el agujero que se encuentra en la base del cráneo y que lo une a la columna vertical, se encuentra adelantado, casi en el centro de la base.

La leyenda del niño de las estrellas

En cuanto al origen híbrido de este niño, los indígenas que habitan la zona donde se encontraron los cráneos cuentan una antigua leyenda sobre los niños de las estrellas. Según estos relatos, que se remontan como mínimo a dos siglos atrás, unos seres procedentes de las estrellas dejaron embarazadas a varias mujeres que vivían en las aldeas más aisladas de la región. Después de dar a luz a estos niños de las estrellas los criaban durante varios años, hasta que sus padres regresaban del cielo para llevárselos. Debido a la relación con estos relatos se ha reforzado en algunos grupos la creencia de su origen extraterrestre (creacionismo alienígena).

Explicaciones

Las posibles explicaciones del origen de los dos cráneos van desde la creencia de que los restos encontrados correspondieran a una madre que intentó evitar que le arrebatasen a su hijo híbrido (descendiente humano y extraterrestre), hasta la posibilidad de que se tratase de un adulto y un infante exiliados de su comunidad por las malformaciones físicas del menor.

Otras explicaciones médicas señalan el uso de una cuna móvil, utilizada por los pueblos antiguos del norte del continente, en un niño con hidrocefalia, una posible braquiocefalia, o un posible caso de progeria.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/El_ni%C3%B1o_de_las_estrellas

Más sobre el niño de las estrellas

El pasado día 20, gus, un lector de este blog me pidió ayuda para contrastar un artículo aparecido en rafapal llamado “La prueba del ADN del cráneo del niño de las estrellas de Loyd Pie comprueba que es extraterrestre”. Rafael Palacios nos cuenta que este mismo año se ha realizado una nueva prueba de ADN del cráneo del niño de las estrellas de la que no hay constancia en la propia web del proyecto starchild. Rafael no nos dice en el artículo dónde ha obtenido esta información. También aporta un par de fotografías que pertenecen a la web BLAST, que es una herramienta para hacer búsquedas de secuencias de ADN en una base de datos, y se refiere a un mensaje diciendo “No similarity found” (no se encuentran similitudes) para asegurar lo siguiente:

Pero la prueba del núcleo del ADN, realizada este mismo año gracias a las nuevas tecnologías que se han desarrollado desde que en 2003 se realizara la primera, las bases de 342 pares de alelos no se encuentra similaridad con los habituales en seres humanos “No significant similarity found”, se lee. Eso significa, ni más ni menos, que la mitad del código genético de este cráneo no es de origen terrestre.

Analizando su deducción me da la impresión de que Rafael se ha saltado 3 ó 4 pasos. Mirando en la fotografía no se puede identificar lo que se está buscando por lo que nos pide que hagamos un acto de fe y nos creamos lo que dice. Por ello me decidí a buscar sobre este tema, que me fué interesando más a medida que profundizaba en la búsqueda de información sobre este caso que en el mundo de la criptozoología es considerado como una prueba de la existencia de híbridos entre humanos y aliens.

El cráneo del niño de las estrellas

El cráneo del niño de las estrellas está probado que perteneció a un niño de unos 5 años de edad que vivió hace 900 años, y que fue encontrado en 1930 en una mina cerca de Cooper Canyon en México, aproximadamente a 160 km al suroeste de Chihuahua. EL cráneo, junto con los huesos de un adulto que fueron encontrados a su lado pasaron a propiedad de Ray y Melania Young en los años 90, que solicitaron la ayuda de LLoyd Pye para fundar el proyecto Starchild, convencidos de que la extraña forma del cráneo no podía deberse a una malformación.

LLoyd Pye ha realizado varios test de DNA al cráneo, uno en 1999 y otro en 2003. Un prometido tercer test que se iba a realizar en 2009 todavía no se ha hecho público, si es que finalmente se hizo. En la extracción de 2003 se obtuvo el ADN mitocondrial (heredado de la madre) mostrando su pertenencia al haplogrupo C, correspondiente a un grupo nativo americano. Como consecuencia, se puede asegurar que la madre pertenecía a este tipo C, y por tanto no era un alien. Para nuestro desconcierto, el ADN del adulto que estaba a su lado pertenecía al grupo A, otro grupo distinto de nativo americano, de lo que se infiere que la persona que le acompañaba no era su madre.

Lamentablemente fue imposible extraer el ADN del núcleo celular del cráneo del niño, por lo que no se pudo obtener el genotipo del padre, lo que Lloyd considera una evidencia de que su padre era alienígena. Lo cierto es que es mucho más sencillo obtener el ADN mitocondrial que el ADN del núcleo celular de un hueso antiguo, por lo que el no haber podido obtenerlo no debería de considerarse como algo misterioso. En lo que Lloyd no hace hincapié para nada, es en que en el análisis de 1999 se identificaron tanto el cromosoma X como el Y, identificando el género del niño de las estrellas como masculino. El cromosoma Y solo puede ser heredado del padre (XX= mujer, XY=hombre) por lo que el padre debe de ser tan humano como la madre.

Aunque Lloyd Pye cita a doctores que afirman que la malformación no puede deberse a una patología, él ignora restos óseos similares que son la evidencia de una hidrocefalia, una enfermedad en la que el cráneo se llena de líquido que en edades tempranas en las que la estructura ósea del cráneo no está constituida, deforma la cabeza proporcionándola una dimensión desproporcionada. Otra posibilidad sería que el niño padeciese progeria, una enfermedad en la que se sufre de un envejecimiento prematuro. Ambas enfermedades podrían haberle causado la muerte a esa temprana edad.

Por último comentar que la exhibición de estos restos humanos, que son mostrados casi como una atracción de circo de una manera cuanto menos poco ética, es inmoral y seguramente ilegal atendiendo a la legislación NAGPRA de América.

Referencias:

Fuente: http://www.lamentiraestaahifuera.com/2010/03/24/los-extranos-craneos/

Síguenos

Complots y Misterios

Nuestro sitio fue concebido para poder ver más allá de las noticias que se publican día a día. Uniendo las piezas como si de un rompecabezas se tratara, van encajando para mostrar a la luz de la opinión pública los numerosos misterios que nos rodean…
Síguenos

Latest posts by Complots y Misterios (see all)

Publicado por en 22 Agosto, 2011. Archivado en Extraterrestres. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Una respuesta para El niño de las estrellas

  1. Fobos Responder

    18 Septiembre, 2011 en 11:49

    Es controvertido el tema. De todas formas creo que se deberían agotar todas las posibilidades para poder descartar el origen terrestre del cráneo, que es el mas lógico.
    Hay un programa de Cazadores de Ovnis muy interesante, donde un artista reconstruye la cabeza de este niño modelando sobre el cráneo. El resultado es sorprendente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *